Este jueves, el presidente estadounidense, Donald Trump rubricó una orden ejecutiva que busca “aliviar” a los ciudadanos ante algunas exigencias del plan de salud conocido como Obamacare, reforma en el ámbito de la salud que hizo el ex mandatario Barack Obama en 2010.


Trump denunció el “desastre” y la “pesadilla” que ha supuesto Obamacare para los norteamericanos durante los últimos años, en un acto en la Casa Blanca.

Esta ha sido la medida más significativa hecha hasta ahora por la Administración Trump para desmontar la reforma de salud de Obama.

Hasta el momento los republicanos no han podido aprobar una nueva ley de salud en el Congreso, aunque tienen el control de ambas cámaras.

La orden busca “expandir las alternativas” a los planes de salud que brinda Obamacare e “incrementar la competencia” para que los precios para los pacientes bajen, de acuerdo a la Casa Blanca.

El actual gobierno estadounidense tiene la intención por ejemplo, de que los ciudadanos puedan comprar seguros médicos fuera de sus estados de residencia, algo que no permite el plan de salud de Obama.


Trump dijo en su discurso que la orden ejecutiva firmada hoy “es solo el principio” y comentó que seguiría tomando medidas para ofrecer “más alivio y más libertad” a los estadounidenses en relación a sus planes de salud.

El mandatario también ha expresado su voluntad de trabajar con los demócratas para acordar un mejor plan de salud para los ciudadanos.

(Con información de El Nuevo Herald)