Once niños han muerto encerrados vehículos calientes durante el mes de julio, convirtiéndose en el mes más mortal para los niños en cinco años, pero una nueva legislación espera prevenir dichas tragedias.

El Senador Richard Blumenthal presentó una legislación que requeriría a los fabricantes de automóviles instalar tecnología de «sensor», alertando a los conductores si un bebé es dejado en el asiento del coche.

«Los consumidores deben querer este producto, tal como hacen los cinturones de seguridad y las bolsas de aire», dijo el Senador Blumenthal.

General Motors comenzó a ofrecer un sensor similar para algunos modelos este año.


La Alianza de Fabricantes de Automóviles dice que el mandato propuesto no llegaría a los compradores que más lo necesitan, «ya que son pocos los padres de niños pequeños que compran autos nuevos».

El senador Blumenthal cree que cualquier costo adicional para la característica estándar sería mínimo. La medida debe atraer un fuerte apoyo bipartidista, y se espera que esté en los coches nuevos para 2019.

(Con información de CBS4)