INSPIRE_AMERICA269 JAI


Gran parte de la comunidad cubanoamericana, sobre todo los llamados exiliados, se sintió sorprendida y traicionada cuando el presidente Barack Obama anunció el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba.

Un año y medio después, un abogado de Miami, desea unir de nuevo a esos exiliados para combatir la política de acercamiento a Cuba y recuperar el espacio que considera ha perdido esa posición en el debate público.

Inspire America, una organización sin fines de lucro oficialmente inaugurada en agosto, con un homenaje al disidente cubano Oscar Elías Biscet en el que participaron más de 700 personas, nace de la frustración con la Administración Obama y la necesidad de “redoblar esfuerzos en la lucha por la democracia” en Cuba, explicó al diario el Nuevo Herald su presidente, el abogado Marcell Felipe.

“Es muy importante que el exilio cubano se despierte y tome control de la situación. Si bien la oposición en Cuba… está cada vez ganando más espacio… y si bien nuestros congresistas están haciendo una gran labor en Washington y el US-Cuba Democracy PAC está haciendo una gran labor en el Congreso, ambas partes, tanto Washington como la oposición interna, se nutren del apoyo que tengan del exilio… Se necesita un Miami unido”, subrayó.


“Nos oponemos rotundamente a la negociación. La libertad de Cuba no se puede negociar con los Castro”, afirmó el abogado, quien dirige su propio bufete y quien lamentó que Washington estuviera “cediendo a la presión del régimen castrista” y “salvando al régimen de su colapso económico”.