Andrew Meunier de Florida fue atacado por un oso al abrir la puerta de su casa, cuando se disponía a dejar salir al perro.


El incidente tuvo lugar a las 11:00 pm el martes, cuando se percató de que tenía en frente a un oso de un metro, es decir 4 pies de alto.

El hombre dijo que tuvo que forcejear para escapar del animal salvaje, y consiguió entrar de nuevo a su vivienda.

Meunier sufrió una laceración facial a causa del ataque del oso, y tuvo que ser atendido en un hospital local, allí recibió 41 puntos en su rostro, reveló una llamada a los servicios de emergencia.

La víctima dijo: “Tengo suerte de estar vivo; la historia pudo haber sido completamente diferente”.


(Con información de El Nuevo Herald)