0767ece0-1370-4e9a-a69d-12dd97963e45-1-10

Un niño de tres años de edad murió ahogado el domingo en una piscina en Lauderhill, informó el Nuevo Herald.


Según el noticiero NBC6, el pequeño estaba en el fondo de la piscina de una casa ubicada en la calle 4 y la avenida 37 del noroeste.

Cuando un agente de la policía que vive en la misma calle lo sacó del agua, el niño no respiraba.

Una mujer se le acercó al policía y le dijo que el niño había desaparecido. Poco después comenzaron a buscarlo hasta que lo hallaron en la piscina.

Los rescatistas de Broward llevaron al niño al Hospital Plantation General en estado crítico donde más tarde murió. Se cree que el pequeño estaba en casa de sus abuelos porque sus padres estaban trabajando durante el fin de semana feriado.