El lunes medios locales informaron que un pequeño de 8 años murió tras ser encontrado inconsciente en el fondo de la piscina de su casa en Jacksonville, al noroeste de Florida.

CBS 47 recogió que el niño se ahogó este fin de semana en la piscina de su familia en una vivienda de Panama Park, y las autoridades investigan las circunstancias de su fallecimiento.

El menor permaneció varios minutos bajo el agua hasta que fue sacado de la piscina, indicó la policía.

Trece personas han muerto este año por ahogamiento en Jacksonville, cinco de las cuales, incluido este niño, eran menores de diez años.


Charlie Chacos, de los centros YMCA, que realizan todos los años campañas de información a las familias sobre seguridad en piscinas y playas dijo:
“desgraciadamente, cada vez que veo estos sucesos se me rompe el corazón porque son tragedias cien por cien evitables”.

Los riesgos de ahogamiento de menores, sobre todo en piscinas, son una de las principales causas de muerte de niños de edades entre 1 y cuatro años, advierte el Departamento de Niños y Familias (DCF) de Florida.

Asimismo insiste en la importancia de “supervisar” en todo momento a los menores en las piscinas, puesto que el hecho de que una persona se ahogue puede suceder en minutos.

Según DCF, Florida registra el mayor número de niños menores de 5 años ahogados de todos los estados del país.

(Con información de El Nuevo Herald)