Tanner Lake Wall- Foto de la familia

Un niño de 13 años de Florida es la más reciente víctima de la peligrosa y mortal bacteria comecerebros.


Los padres de Tanner Lake Wall dijeron al medio de noticias de Florida News4Jax que su hijo contrajo la ameba, Naegleria fowleri, cuando nadaba en un campamento en el norte de Florida cerca de Tallahassee solo unos días antes de su muerte.

De acuerdo a la madre, Alicia Whitehill, eran varios los niños que nadaban en el campamento, incluso sus otras hijas.

«Nadó en un lago allí el viernes y el sábado con más de 50 niños y nuestras hijas estaban allí, mi esposo estaba allí, nadie más lo cogió y él es el único», dijo en una entrevista con el canal de noticias de televisión.

Sin embargo, apenas dos días después Tanner comenzó a quejarse de fuertes dolores de cabeza, náuseas y vómitos.


Sus padres lo llevaron al Putnam Community Medical Center, donde le diagnosticaron faringitis estreptocócica, según el medio de comunicación. Cuando no mejoró, lo llevaron a UF Health en Gainesville, donde le pusieron un respirador, según el informe.

La triste noticia les llegó ahí, cuando un médico les informó que se trataba de la bacteria y que no había cura.

Tanner no mostró signos de actividad cerebral el 2 de agosto, lo que finalmente llevó a sus padres a decidir desconectarlo del soporte vital. Luego sucumbió a la infección, según el informe.

La familia le dijo al medio de comunicación que espera que los profesionales de la salud estén más al tanto de esta rara enfermedad y que se deben colocar carteles en los lagos de agua tibia para advertir a los nadadores del posible asesino invisible.

Según el Departamento de Salud de Florida en el condado de Hillsborough, Naegleria fowleri es una ameba unicelular que puede causar una rara infección mortal que destruye el tejido cerebral. La ameba se encuentra comúnmente en aguas dulces cálidas como lagos, estanques, canales y ríos.