Al centro de Florida, en Haines City, una niña de 11 años de edad murió atropellada por un tren en la ciudad.


Yazmin White miraba su teléfono celular con los auriculares puestos mientras cruzaba la vía del ferrocarril, dieron a conocer hoy medios locales.

El conductor pudo ver a la menor mirando su teléfono, y tocó las bocinas varias veces, pero la niña no se dio cuenta de que el tren se aproximaba a gran velocidad.

White fue atropellada por un tren de pasajeros Amtrak con destino a la localidad de Winter Haven que viajaba a una velocidad aproximada de 68 millas por hora o 109 kilómetros por hora.

La niña caminaba por el bosque procedente de un restaurante de la ciudad de Haines, en el condado de Polk, cuando intentó cruzar las vías con los auriculares puestos y los ojos en la pantalla del celular, informaron las autoridades.


El conductor del tren no ha sido imputado por el accidente, según el canal WFTS intentó frenar al ver a Yazmin White que no escuchaba la bocina.

(Con información de Diario Las Américas)