Una niña cubana de 11 años quedó huérfana tras perder a sus dos padres en la catástrofe del Hotel Saratoga de La Habana.


La menor fue identificada como María Alejandra, es hija de Vianka Matos Cabrera y Erick Girón Molina, que murieron en la explosión.

La tía de la niña dio la noticia en las redes sociales asegurando Alejandra también sufrió heridas y estuvo ingresada en terapia intensiva.

«La misma transitaba por la acera frente al Hotel Saratoga en el medio de la explosión, la cual fue alcanzada por esta, pero lo que no se ha dicho que esta niña que hoy esperamos en casa fuera de peligro, perdió a sus dos padres que iban con ella en ese momento y fallecieron en el instante», dijo la tía.

Hasta el momento en Cuba se reportan 40 fallecidos tras la explosión.