Niña cubana con síndrome de Down vive en condiciones inhabitables/Imagen tomada de CubaNet/Captura de pantalla

Natalie de la Caridad, una niña cubana que nació con síndrome de Down, y requiere atenciones especiales tanto de la familia como de las instituciones estatales, según ha denunciado su madre, Dimey Ramírez Ramírez ha sido abandonada por el gobierno.


Ramírez contó a CubaNet, que «ayuda realmente» no recibe «prácticamente ninguna».

«No me le dan el aseo que deben darle porque ella se hace pipí en la cama todavía. Me dan culeros una vez al año, dos paquetes de culeros desechables una vez al año», reveló.

«No me dan el jabón que deben darme por encamado. Ella no está encamada, pero deben dárselo por su situación, y más que yo sólo cobro una chequera de 237 pesos (alrededor de 9 dólares mensuales).

Dimey se las arregla confiesa, con la ayuda de su mamá, «e inventando por aquí y por allá»; y explica que la chequera alcanza solo para comprar las cosas de la bodega.


Además de las penurias económicas que sufre la niña, su vivienda se encuentra en condiciones inhabitables.

«Cada vez que llueve se moja toda la casa, debo poner nylon en las camas, la cuna de la niña. Si hace mucho aire debo salir o taparlo todo», detalla.

La madre ha ido a múltiples instancias del gobierno en busca de amparo, pero no ha recibido una respuesta en concreto, ni la atención que tanto necesita para su hija.

Dimey no pide que le regalen nada, solo busca garantizar el aseo para su hija, y el apoyo para resolver el problema de la vivienda, que incluso está dispuesta a arreglar ella sola si se le da un subsidio.

La pequeña además presenta una cardiopatía congénita, específicamente la conocida como PCA (persistencia del conducto arterioso).

Su madre señala que la niña siempre estaba ingresada en el pediátrico por esa razón.