Tienda Nike. Foto: TY Lim / Shutterstock.com

Muchos consumidores se quejan de que cada vez es más difícil encontrar productos de marcas como Nike, Adidas y Ralph Lauren, según un reportaje de 7News Miami, estas grandes marcas y otras de calzado y ropa de primer nivel están reduciendo el número de minoristas externos que venden su mercancía.


Ya que el objetivo es que los clientes compren directamente en sus propias tiendas, así como en los establecimientos reducidos de socios mayoristas.

Así que si estas buscando zapatillas Nike, sudaderas Adidas o zuecos Crocs por estos días, quizá la búsqueda sea más fácil si vas a la tienda de la marca, o compras a través de su sitio web online.

Los expertos minoristas dicen que el cambio ejerce presión sobre los minoristas que ya no podrán almacenar zapatos y ropa muy buscados en sus estantes.

Ya que vender directamente a los clientes permite a las marcas generar más dinero y controlar los precios.

Por otra parte, también puede evitar que sus etiquetas reciban grandes descuentos, lo que podría debilitar su imagen de marca y su poder de fijación de precios.


Andrew Rees, director ejecutivo de Crocs, comentó que están menos interesados «en los pequeños vendedores indiferenciados que no tienen niveles de servicio o estándares en la tienda particularmente buenos».

Al ofrecer menos productos al por mayor, las marcas también pueden alcanzar el punto óptimo para su negocio: alta demanda y oferta escasa.

Este fenómeno de alejarse de los minoristas, comenzó mucho antes de la pandemia de Covid-19, por supuesto, pero se han acelerado en los últimos dos años.

Como resultado, el precio de la mercancía también ha ascendido, a medida que la oferta es menor, y la demanda crece.