«El viaje comenzó muy desafiante. Hemos adquirido un nuevo respeto por este tramo de mar, pero en cuanto vimos la línea de costa de la Habana todo se calmó y alcanzamos una buena velocidad: 127 millas por hora», dijo Hook.


Este jueves pilotos estadounidenses de lanchas rápidas Nigel Hook y Jay Johnson rompieron récord mundial de velocidad en el recorrido desde Cayo Hueso (Florida) a La Habana al hacerlo en una hora y 18 minutos, 12 minutos menos que la marca lograda por el alemán Roger Klüh en agosto del 2015.

«Creo que va a abrir nuevas oportunidades para los deportes, y aumentará la amistad entre nuestros países», añadió Hook.

Intentarán imponer un récord de velocidad en el trayecto de regreso, algo inédito porque «nadie lo ha hecho en el mismo día», dijeron a la prensa que los recibió a su llegada al Malecón habanero.