El coordinador nacional del Movimiento Cristiano de Liberación, Eduardo Cardet, médico de profesión, fue detenido en noviembre de 2016 y posteriormente condenado a tres años de prisión, inculpado de un aparente delito de atentado a la autoridad. Actualmente el disidente sigue esperando ser transportado a un régimen de mayor severidad, según comunicaron las autoridades a sus familiares a comienzos de este mes.

Yaimaris Vecino, su esposa aseguró que el opositor no ha tenido mal comportamiento ni ningún problema en prisión que lo inhabilite para el cambio de medida solicitado.

El opositor cumplirá este octubre 10 meses de haber sido trasladado a la Prisión Provisional de Holguín.

Vecino informó a Martí Noticias que la idea que tienen para Cardet es pasarlo a un régimen de mayor severidad, lo que «quiere decir estar en una celda, aislado, con un uniforme de color naranja», detalló.


Durante meses, la familia de Eduardo Cardet ha procurado que sea trasladado a una institución penitenciaria de régimen abierto, donde pueda cumplir el resto de su condena lejos de las amenazas y terribles condiciones que enfrenta en la Prisión Provisional de Holguín.

Sin embargo ha sido negado su traslado por parte de las autoridades, asevera Yaimaris Vecino se debe “a sus ideas políticas”, quien añade que su cónyuge no ha tenido ningún conflicto en prisión que no le permita el cambio de medida que tanto han solicitado.

Amnistía Internacional, y otras organizaciones internacionales de derechos humanos exigen al Gobierno cubano su «liberación inmediata e incondicional», puesto que disentir no es ningún delito.

(Con información de Martí Noticias)