Crucero Regal Princess

Dos miembros de la tripulación del Regal Princess están siendo examinados por el coronavirus por lo que el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de EEUU ha negado la entrada de la embarcación a puerto en el sur de la Florida.


El crucero permanece en alta mar mientras se obtienen los resultados luego que este crucero compartiera miembros de la tripulación con otro crucero en el cual ya se reportaron casos de coronavirus.

De acuerdo con una carta obtenida por Local 10 News, los pasajeros a bordo del Regal Princess fueron informados de que el CDC solicitó información sobre dos miembros de la tripulación que anteriormente prestaron servicios en el Grand Princess, que ha tenido varios casos confirmados de coronavirus a bordo.

El Grand Princess también se encuentra en el mar sin poder desembarcar con 21 personas infectadas a bordo.

La carta entregada a los pasajeros de Regal Princess establece que esos miembros de la tripulación «han superado la incubación máxima entendida de COVID-19 y son asintomáticos». También afirma que «recibieron una evaluación preventiva por parte del personal médico al abordar a Regal Princess para detectar síntomas respiratorios, incluida fiebre».


Mientras no se obtengan los resultados el desembarco quedará pospuesto.

Según los CDC, los resultados de las pruebas pueden demorar entre 24 y 48 horas en obtenerse.

También se suspendió la partida del Regal Princess el domingo en la mañana.

El Departamento de Estado emitió un aviso en Twitter para advertir a las personas mayores de 65 años que no viajen en cruceros ante el peligroso virus.