Leamsy Requejo

Autoridades migratorias estadounidenses han negado la petición de asilo político del cubano Leamsy Requejo.


La vida de Requejo, de 34 años, cambió cuando tras la muerte del dictador Fidel Castro el joven hizo burla del acontecimiento y de forma irónica se refirió al bajo salario que ganan los trabajadores en la isla y cómo el dictador murió sin pagar lo que debía.

Desde sus comentarios en las redes sociales Requejo fue despedido de su trabajo en el Museo de Bellas Artes y fue acosado y perseguido por la policía política en la isla.

Ante la presión e incluso asedio de compañeros de trabajo, el joven decidió emigrar a México llegando el 5 de julio del 2019. Un mes después arribó a la frontera donde pidió asilo político y desde entonces ha esperado la resolución en suelo mexicano.

Requejo ha estado todos estos meses preparando su caso. Reunió las pruebas y los testimonios necesarios y la última audiencia en corte la tuvo junto a su abogado Wilfredo Allen en una de las carpas improvisadas en la frontera de Laredo, donde cada día se define la suerte de decenas de migrantes que cruzan ese puente internacional.


Leamsy aseguró a AmericaTeVe que por ningún motivo volverá a Cuba.

Su abogado ha presentado una apelación.