Un funcionario de alto nivel del Partido Comunista de Cuba recibió de manos de Nicolás Maduro la Estrella de los Libertadores y la réplica de la espada del general Ezequiel Zamora el miércoles, reportó Prensa Latina.


Se trata del jefe de las misiones que tiene el régimen cubano en Venezuela, Víctor Gaute.

Durante la clausura de una jornada que agrupó a unos 300 simpatizantes y aliados del régimen de Maduro, efectuada en el teatro Teresa Carreño en Caracas, el gobernante otorgó los premios.

El mandatario venezolano quiso ratificar su posición al lado del Gobierno cubano, con las distinciones entregadas al alto funcionario de la Isla.

Según Gaute, las misiones sociales en el país suramericano son una “muestra de la solidaridad existente entre ambas naciones”, pese a que estas se aprecian más como un tipo de “esclavitud moderna”.


Desde que el fallecido Hugo Chávez llegara al poder en 1999, Cuba y Venezuela han firmado más de 60 acuerdos en las áreas de salud, deporte, educación, cultura y otro tipo de colaboraciones como las científicas.

De acuerdo a los convenios rubricados hasta la fecha, más de 200 mil profesionales han sido enviados a ese país caribeño, según datos de la oficial Agencia Venezolana de Noticias.

Según han declarado los mismos profesionales, decenas de miles de especialistas, sobre todos médicos, viven hoy en una crispada Venezuela donde la orden es permanecer “con honor hasta el último momento”, enfrentando todo tipo de situaciones desde la escasez, la violencia y la constante inseguridad.

El régimen castrista deposita a los profesionales de la salud, unos 200 dólares mensuales en una cuenta congelada, que al término de los tres años que dura la misión asciende a duras penas a los 7.200 dólares, si el galeno mantuvo “una conducta adecuada y cumplió con su deber”, ese dinero le pertenece cuando retorne a Cuba.

El exministro de Economía José Luis Rodríguez dijo sobre la venta de servicios profesionales, que las arcas del Gobierno cubano ingresaron “un estimado de 11.543 millones de dólares como promedio anual entre 2011 y 2015”.

(Con información de Diario de Cuba)