Parque del Dominó Calle 8 Miami. Foto: Cuba en Miami

Tal es la pasión entre los cubanos por el dominó en el sur de la Florida, que ni siquiera el huracán Dorian les ha quitado su hobbie preferido, en pleno corazón de la Pequeña Habana, en el Dominó Park de la Calle 8, se reunieron unos 20 isleños para disfrutar de su «partidita», informa CubaNet citando reporte de Efe.


Ismael Roig de 84 años dice mientras juega una partida con tres amigos, al tiempo que la lluvia caía copiosamente que «pase lo que pase» ahí están.

«En la casa nos volvemos locos», explicó el cubano, mientras sus pies se veían «un poco mojados».

«Aunque el ciclón estuviera ahí mismo, al otro lado de la calle, estos hombres vendrían. Es un vicio, una necesidad, el mayor pasatiempo de los cubanos mayores», explicó Miguel Ramos, empleado público, encargado de cuidar el Dominó Park.

En Miami no se declaró ningún tipo de alerta por Dorian, el segundo huracán más poderoso en el Atlántico, de acuerdo a los registros.


Aunque las condiciones climáticas no eran las idóneas para estar fuera de casa, allí estaban reunidos bebiendo café y hablando los cubanos de la tercera edad.

Este martes el parque también abrió sus puertas desde las 9:00 am, como todos los días.

Según Ramos, «llueve, truena o relampaguee» hay juego de dominó en la Calle 8.