Miami está experimentando un boom en el mercado de viviendas de lujo, sobre todo con dinero que llega desde el exterior.

Uno de los principales responsables de este aumento en la compra de propiedades de lujo son los venezolanos que han escapado de la situación que se vive en Venezuela.

Según la Asociación de Empresarios de Bienes Raíces de Miami, en los dos últimos años los venezolanos han comprado cerca de US$2.000 millones en condominios y casas del sur de Florida.

Muchos venezolanos de clase alta con mucho capital para invertir han visto en Miami un refugio con un mercado seguro para poner su dinero a salvo de los caprichos de Maduro.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

El exclusivo barrio de Brickell, con la mejor vista al mar de la ciudad, con la mayor concentración de torres de apartamentos de lujo ha venido creciendo en los últimos años. Muchos de sus dueños son extranjeros entre ellos muchos venezolanos.

“La inversión venezolana en residencias del sur de Florida ha sido una piedra angular del desarrollo de los condominios en la región”, reportó a BBC Mundo el analista inmobiliario Peter Zalewsky.

Según estadísticas del Censo de la Asociación de empresarios inmobiliarios de Miami los venezolanos en Estados Unidos tienen un ingreso familiar promedio de $85.000 dólares al año. El 46% de venezolanos en Estados Unidos tiene casa propia y el 20% tiene postgrado universitario.

Las cifras más recientes del censo estadounidense dicen que en Estados Unidos viven unos 366.000 venezolanos. Más de la mitad están en Florida. El 54% de ellos son universitarios, y el 20% cuentan con un postgrado.

El boom de la compra de propiedades de lujo ha llegado también asociado a investigaciones por lavado, el pasado 25 de Julio, la oficina del fiscal federal para el Sur de Florida notificaba en un boletín el arresto de “dos supuestos participantes en una operación de más de US$1.000 millones para lavar fondos obtenidos de la empresa estatal venezolana PDVSA usando bienes raíces de lujo en el sur de Florida”.