La policía del Condado Broward (BSO) dio a conocer el martes que una pequeña de dos años que la semana pasada sacaron de una piscina de Pompano Beach inconsciente, falleció.

El 15 de agosto las autoridades recibían una llamada de que había sido reportada una niña con problemas en el centro vacacional, Nola Hazlett visitaba el área con su familia procedente de Pennsylvania.

Cuando los rescatistas llegaron a la casa donde se estaba quedando Nola, en el 3205 Canal Drive en Pompano Beach, la hallaron con “lesiones que le ponían en serio peligro la vida”.

Hazlett fue trasladada de emergencia al Hospital Holy Cross y luego al Hospital Infantil Joe DiMaggio, donde murió el viernes.

Las autoridades investigan la muerte de la niña de dos años de edad.


El Nuevo Herald menciona que la muerte por ahogo ocupa el quinto lugar entre las causas de fallecimiento accidental en EEUU.

Cualquier persona con información sobre el caso, puede comunicarse con Bryan Tutler, detective de la Sección de Homicidios del BSO, al teléfono 954-321-4200.

(Con información de El Nuevo Herald)