Multas aplicadas en La Habana en tan solo septiembre, superaron los 34 millones de pesos/Imagen de archivo

En tan solo un mes, del 1 de septiembre al día 30, la policía impuso en la capital cubana un total de 17.272 multas, por un valor total que supera los 34 millones de pesos (moneda nacional), bajo el Decreto 14/2020 que contempla las violaciones de normas sanitarias en el contexto de la pandemia de Covid-19, indicó Diario de Cuba citando reporte original del oficialista Tribuna de La Habana.


Solamente el martes pasado, se impusieron 353 multas bajo el mismo decreto, precisó Orestes Llanes, el coordinador de programas de fiscalización y control en la ciudad.

Por otra parte, hasta esta semana habían sido pagadas 10.238 multas, y 2.333 se duplicaron por impago.

Las multas más comunes que se han aplicado en La Habana han sido las de 2.000 pesos por el uso inadecuado del nasobuco, teniendo en cuenta este valor a razón de 17.272 infracciones, el monto equivaldría a 34.544.000, una cifra muy elevada si se tiene en cuenta el salario de las personas dentro del país.

Dichas multas y medidas coercitivas han generado gran malestar dentro de la población, y múltiples criticas en redes sociales, por el mal manejo de esta crisis en Cuba. Recientemente un joven se quejaba del férreo toque de queda que se impuso durante un mes en La Habana, de 7:00 pm a 5:00 am, que no logró reducir los contagios de coronavirus, y carecía de sentido, cuando durante el día las personas se ven obligadas a hacer grandes colas para comprar los productos necesarios para la alimentación y el aseo.


En la Mesa Redonda informativa del miércoles las autoridades dieron a conocer se relajaban algunas medidas orientadas al enfrentamiento del Covid-19 en la capital, entre ellas derogar el toque de queda, permitir vía libre para la circulación, entre otras.

A continuación las medidas que han sido eliminadas:

El toque de queda nocturno o prohibición de la movilidad de personas y vehículos entre las 7:00pm y las 5:00am.

El autorizo de Vía Libre para la circulación permanente o limitada.

La restricción de movimiento de autos, motos y medios de transporte particulares.

La limitación del traslado entre municipios de las personas que ejercen la actividad de vendedor ambulante particular.

La prohibición de las compras en las tiendas solo en el municipio de residencia.

La limitación de la venta de productos alimenticios y de aseo en las cadenas de tiendas.

Se mantiene el uso obligatorio del nasobuco, el distanciamiento físico en centros laborales, estudiantiles, desinfección de manos, control de temperatura, y la prohibición de la entrada de personas con síntomas y signos respiratorios a sus trabajos.