Captura de pantalla de AmericaTeVe

Una mujer indocumentada de Miami que sufre de un raro tipo de cáncer, pide ayuda para que le aprueben una visa humanitaria y no la deporten de regreso a su país natal, Honduras.


Reina Gómez Ramírez, emigró a los Estados Unidos luego que su hijo de 16 años fuese asesinado en Honduras, y su propia vida amenazada, hace más de 10 años.

Gómez, de 46 años, contó a AmericaTeve que casi se ahoga tratando de cruzar el río Bravo en su intento de emigrar a Estados Unidos. Sufrió un derrame cerebral que la llevó a varias cirugías.

Hoy sufre de un tipo raro de cáncer y está recibiendo tratamiento en el Jackson Memorial Hospital. Los médicos que la atienden enviaron una carta al servicio de inmigración y control de aduanas, haciendo constar que padece de graves enfermedades y recibe tratamiento.

Gómez tenía una petición de asilo que fue negada. Ahora intenta que le aprueben un visado humanitario. El consulado hondureño en Miami y la Secretaría de Salud de Honduras hicieron constancias de que no hay medicamento para tratar su enfermedad en su país de origen.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

«Mi tratamiento en el hospital lo pago.. y ha sido una lucha constante. Entonces ahora es pedirle a ellos que me den la oportunidad de seguir luchando acá en este país», dijo Gómez a AmericaTeVe.

El próximo jueves 21 de febrero un juez de inmigración determinará cuál será su futuro, si se puede quedar o tiene que abandonar el país.