Una mujer de Davenport, en el área central de Florida, fue arrestada acusada de abuso infantil y homicidio involuntario de su bebé de 13 meses de nacido, segun dijeron las autoridades locales.


La Oficina del Sheriff del Condado de Polk dijo que Neidy Méndez-Gudine llamó pidiendo ayuda luego de encontrar al niño, al cual había dejado solo en una habitación, que no respondía.

Méndez-Gudine, de 35 años, dijo que el niño había sufrido una caída cuando fue trasladado de emergencia al hospital de niños de Orlando con fracturas de cráneo.

Los médicos luego de revisarlo dijeron que las lesiones del pequeño no eran consistentes con una caída como aseguraba su madre que había sucedido.

Posteriormente la autopsia reveló que había sufrido lesiones en el cráneo, la columna vertebral y el cuello consistentes con una sacudida, dijo el jueves un comunicado de la oficina del alguacil. El médico lo calificó de homicidio.


Méndez-Gudine fue arrestada el miércoles.

Además de los cargos relacionados con la muerte del niño, las autoridades de inmigración solicitaron que los funcionarios de la cárcel detengan a la mujer por posibles violaciones de inmigración.