Andrea Puerta fue golpeada, pateada brutalmente en el metromover de Miami por un hombre que también hacía uso del medio de transporte que recorre las áreas de Brickell y Downtown de Miami. Semanas luego de la agresión, Puerta ha dejado saber que presentará una demanda contra el condado de Miami Dade y contra la compañía encargada de la seguridad de las estaciones.


La demanda de Puerta se suma a la demanda también presentada por otro residente de Miami Dade que también fue agredido en el metromover pero en otra estación.

«Su misión era matarme, y si la gente no se entera de esto, será otra persona la que simplemente lo hará», dijo Puerta, de 25 años.

Puerta quiere evitar otra pesadilla como la que atravesó. Después de subirse a la estación de Brickell en la noche del 4 de septiembre, un extraño la golpeó sin piedad, hasta que a cierto punto le pidió perdón pero la continuó golpeando.

«Cuando me dijo que lo sentía, creo que ese fue el momento en que dijo: ‘Lo siento, tengo que matarte'», dijo.


La golpiza dejó a Puerta con golpes, magulladuras y costillas rotas.

«¿Que pasó aquí? ¿Dónde estaba la seguridad? dijo su abogado Cube Obront.

El miércoles, los abogados de Puerta anunciaron planes para emprender acciones legales contra el condado y la empresa de seguridad contratada.

“No sé qué está pasando ahí fuera, pero vamos a llegar al fondo de ‘¿Dónde estaba la seguridad?’ Y ‘¿Cómo podemos hacer que esta hermosa ciudad vuelva a ser hermosa y segura de nuevo?’”, Dijo Obront. «Con suerte, este caso será el catalizador para evitar que sucedan este tipo de cosas en el futuro».

El condado ha aumentado la seguridad en el MetroMover y ha habido arrestos en ambos casos.

Puerta y sus abogados dicen que su objetivo es asegurarse de que MetroMover esté seguro con mucha seguridad. De lo contrario, temen que la próxima víctima no sobreviva.

“Si no hago nada, será otra persona la que no tendrá la misma vida”, dijo Puerta.

El arrestado en el caso de Puerta salió de la cárcel y el juez decidió ponerlo bajo arresto domiciliario y someterlo a una evaluación psicológica.