El lunes poco antes del amanecer, dos jóvenes murieron cuando un auto colisionó contra un árbol en la salida de la autopista I-95 a la 25 road del suroeste.


Ambas de Florida, Krysten Disla hubiese cumplido 27 años este sábado, y Kaylee Marie Heath hubiese cumplido 23 la semana entrante.

Disla era la conductora, y Heath pasajera en el asiento trasero del Hyundai, la policía de Miami reportó que la tercera persona que iba en el automóvil, un hombre en el asiento trasero, se bajó, y caminó en la avenida primera y la 25 road del SW, para desplomarse.

Sobre la 5:15 am alguien llamó al 911, e informó que dos vehículos se desplazaban a alta velocidad por la I-95, y uno de ellos tuvo un accidente en la salida de la 25 road del suroeste, la del viaducto Rickenbacker y la última antes de que termine la I-95.

La persona que estaba gravemente lesionada, fue llevada al Centro de Traumatismos Ryder, del Hospital Jackson Memorial.


Según las autoridades el auto estaba envuelto en llamas; detectives de la policía están buscando el vehículo que corría junto al automóvil accidentado, suponen es un Ford Sport Trac de color blanco con aros negros.

Durante varias horas se mantuvo cerrada la salida de la I-95 hacia el viaducto Rickenbacker.

Cualquier persona que tenga información sobre el accidente puede comunicarse con la policía de Miami al número 305-603-6000 o, si lo prefiere, a Crime Stoppers del Condado Miami-Dade al teléfono 305-471-8477.

(Con información de El Nuevo Herald)