Alrededor de 4,000 pollitos murieron abandonados en la pista del Aeropuerto Internacional de Miami, en Florida. Tras ser descargados en cajas de un avión cuando la temperatura ese día oscilaba los 99 grados Fahrenheit (aproximadamente, 37,2 grados Celsius), según dijo en exclusiva Local 10 News.

Según el sitio informativo antes mencionado, el cargamento de 5,200 pollitos vivos enviado por la compañía Welp Hatchery, de Iowa, en un vuelo de Delta, serían trasladados a Abaco Big Bird Family Farm, en Bahamas. Solamente llegaron 1,300 pollitos vivos dijo la granja.


Las cajas con los pollitos fueron sacadas del avión por empleados de la empresa Eulen America, colocándolas en los vehículos metálicos de transporte de equipaje, el cargamento debía ser recogido posteriormente por trabajadores de Alliance Ground International para resguardar las aves hasta el día siguiente que fueran recogidas por la compañía Wincorp International, quienes estarían a cargo de su traslado hasta Bahamas.

Fatalmente algo falló que los pollitos permanecieron bajo el sol, sin ser recogidos.

Reporteros de Local 10 News, contactaron con las compañías y empresas implicadas, para conocer sobre el lamentable incidente pero solo les respondieron Delta y Eulen America.

Delta explicó que trataban de evaluar el suceso para encontrar una solución, mientras que Eulen, manifestó que estaban investigando lo ocurrido.

“Tenga en cuenta que Eulen se ocupa de la carga y descarga de la carga en el avión, pero el transporte y la entrega son responsabilidad de otra empresa de asistencia en tierra. Esperamos una pronta resolución de este asunto”, dijo Eulen al medio noticioso Local 10 News.


 Abaco Big Bird Farm reconoció estar horrorizada por este hecho y afirmó que en sus 27 años dentro del negocio nunca había presenciado un hecho similar.