Imagen de Orlando Rising

Kayla, una orca de 30 años de edad murió el lunes, después de una breve enfermedad, en el parque acuático de Orlando, reporta NBC 6.


Los funcionarios de SeaWorld en Orlando, comentaron no sabrán exactamente la causa de su muerte, hasta que no se le realice un examen post mortem.

La orca comenzó a mostrar signos de incomodidad el sábado, y los veterinarios comenzaron a tratarla basándose en lo que encontraron, tras un examen físico.

Pero según los trabajadores del parque, su condición empeoró el domingo, pese a que recibió atención médica a tiempo.

Kayla estuvo entre las últimas orcas del parque SeaWorld, también de los parques de California y Texas, pues la compañía anunció en 2016 que había detenido su programa de reproducción de esos animales.