Un bebé, de 3 meses, falleció a consecuencia de las heridas sufridas cuando un pino se derrumbó sobre la casa móvil familiar en la tarde del domingo, a consecuencia del huracán Florence.

El número de muertes relacionadas con el paso del huracán Florence por la costa sureste de Estados Unidos aumentó a 18 según cifras oficiales.

Esta es la segunda muerte de un niño pequeño a causa de Florence, después de que el viernes falleciese otro, junto con su madre, cuando un árbol cayó sobre su vivienda en Wilmington.

La tormenta, convertida ya en depresión tropical, se encuentra hoy en el extremo occidental del estado de Virginia, con vientos de 50 kilómetros por hora.


En su último boletín sobre Florence, el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de EEUU, los meteorólogos indican que siguen vigentes los avisos de inundaciones en una gran parte de la costa sureste del país.