Un joven cubano murió asesinado en el barrio Altamira en Santiago de Cuba producto de una pelea callejera.

La pelea ocurrió en un punto de venta de cerveza, los testigos aseguran que los protagonistas eran muchachos jóvenes que terminaron enfrentados después de beber en el lugar.

Las peleas callejeras y muertes por actos de violencia aumentan en Cuba aunque todavía la isla no es de los lugares más peligrosos de América Latina.