La doctora cubana que fue acusada por supuestamente extorsionar a un anciano para quedarse con su vivienda, asegura que es inocente y que la acusación la ha destruido moralmente, dijo en una entrevista en exclusiva a Telemundo51.

Odalis Pilar Frontela asegura que la historia está mal contada. “Moralmente me han destruido”, dijo Frontela añadiendo que la denuncia por parte de Lázaro Riesgo y la situación alrededor de la misma ha puesto en riesgo su carrera y podría dejarla varias años tras las rejas.


“Siempre todo lo que hago lo hago como la ley establece”, aseguró.

Frontela trabaja en el Hospital Larkin Community de Hialeah, y fue arrestada el pasado viernes en el centro médico tras presuntamente haberse aprovechado de la delicada salud de Riesgo, de 83 años, para que firmara documentos que la convertirían en propietaria de su vivienda. 

Además fue denunciada por montar un hogar de ancianos, sin las debidas licencias, en la vivienda de Riestro. Sin embargo su abogado dijo que todo era falso, que su cliente no ganaba dinero y que esa no era su intención.

De acuerdo a Frontela, el hijo de Riesgo fue diagnosticado con una enfermedad terminal y Riesgo le pidió que los ayudara.


“Por favor yo te pido que me ayudes a reparar esta casa para que mi hijo y yo estemos aquí hasta el último día que papá dios nos dio de vida y en retribución a eso yo no tengo a nadie aquí tu eres la única que te tengo aquí como familia y por favor el beneficio que te voy a dar es que te quedes con la propiedad porque si me has ayudado a quien se la voy a dejar si no es a ti” .

El hijo de Riesgo falleció el pasado mes de diciembre.

Frontela se encuentra en un proceso legal que no le permite hablar sobre todos los detalles del caso, pero se muestra ansiosa de poder contar su versión de los hechos y limpiar su nombre, dijo a Telemundo.