Olya Langille, una adolescente rusa que vivía en Nueva Jersey, se mudó recientemente al sur de la Florida, en búsqueda de su gran sueño de convertirse en una modelo profesional.

Sin embargo, después de una noche de drogas, alcohol y sexo Langille apareció muerta en un apartamento en la ciudad de Fort Lauderdale, en el condado Broward, sus familiares están llenos de dudas después del incidente.

La joven fue hallada sin vida el 26 de marzo en el apartamento del doctor Naval G. Parikh de 41 años del Broward Health North, que había conocido la noche antes, por su parte la policía de Fort Lauderdale continúa investigando su muerte pero los detectives no tienen razones para creer que se trata de un crimen, según fuentes.

La joven modelo rusa nacionalizada estadounidense murió de una sobredosis accidental, de acuerdo a la autopsia, a la que tuvo acceso NBC6, los especialistas hallaron restos de cocaína, éxtasis, fentanilo y Xanax en su organismo.


Pero los familiares y amigos de Langille, no parecen creer completamente la versión de las autoridades.

A través de la red social Facebook, una persona allegada pero que no reveló la identidad publicó en la cuenta de la víctima, un mensaje en el que se alega que el encuentro sexual entre la modelo y el médico no fue consensuado.

“Por favor mándenme un mensaje personal”, solicitó la persona que además pidió ayuda a quienes se hayan encontrado con Langille días antes de que muriera, y pudiesen tener alguna información relacionada con el terrible suceso.

A juzgar por sus publicaciones en la red social, la modelo había estado de fiesta todo ese fin de semana con sus amigas.

Naval Parikh, propietario del apartamento en que murió la adolescente explicó que él y Olya se conocieron la noche anterior a que la chica falleciera, en el bar Blondies, en Fort Lauderdale Beach Blvd, y empezaron a beber juntos, reporta El Nuevo Herald.

Más tarde decidieron ir a su departamento, donde inhalaron cocaína, fumaron marihuana y tuvieron sexo, añadió el médico.

Según Parikh, en el transcurso de la noche se fue a dormir al sofá y dejó a la chica en la cama.

Sobre las 3:00 am, el doctor la escuchó roncar, pero cuando se despertó a las 9:00 am halló a Olya inconsciente y llamó a emergencias, según reporte.

El hospital Broward Health mencionó a través de un comunicado que toman “estas acusaciones muy en serio y hemos arreglado una cobertura alternativa para los pacientes de este médico a la espera de una mayor investigación”.

La chica era nacida en Rusia, pero fue adoptada y llevada a Nueva Jersey, allí trabajaba como salvavidas, le gustaba hacer deporte con sus perros, y conocer nuevos lugares, de acuerdo a una biografía en una página web de modelos.

(Con información de El Nuevo Herald)