Con una misa en la parroquia Los Quemados, en Marianao, La Habana, comenzaron los tributos por el fallecimiento de los opositores Oswaldo Payá y Harold Cepero. Fallecidos en un accidente automovilístico, el 22 de julio de 2012.

Hubo una amplia representación de la sociedad civil cubana que asistió a honrar sus memorias, aunque la seguridad del estado impidió la participación de otros opositores.

Este dia ha sido para recordar un poco el legado de Payá. Los participantes en la misa tenían puestos pulóveres con la imagen de Payá, y mensajes de Cuba Decide, y una invitación a todos los cubanos a «decidir y cambiar el sistema por uno donde quepamos todos».

En la misa estuvieron presentes representantes de las embajadas de República Checa y Estados Unidos y decenas de opositores de La Habana, Matanzas y Villa Clara, entre ellos varias Damas de Blanco.


La Dama de Blanco Berta Soler, y su esposo, el expreso político Ángel Moya, fueron detenidos al salir de la casa para asistir a la iglesia en Marianao. Ambos fueron introducidos en autos patrulleros diferentes, y luego de que la liberaran, Soler regresó a la iglesia y pudo estar en la misa junto a otras Damas de Blanco.

Rosa María Payá, hija del líder del Movimiento Cristiano Liberación y promotora de proyecto Cuba Decide, habló a sus seguidores a través de la red social Twitter, y recordó que se cumplen cinco años este 22 de julio en que agentes del gobierno arrebataron las vidas de su padre y Harold Cepero.

El viernes 21, a las 7.00 pm, se celebrará una misa en la Parroquia del Cerro a petición de familiares de Oswaldo Payá y miembros del Movimiento Cristiano Liberación.

El sábado 22 de julio, en la Ermita de la Caridad de Miami, tendrá lugar una misa de Misa de Acción de Gracias, a las 8.00 pm.