El ministro de Cultura de Cuba, Alpidio Alonso, quien fue visto en cámara golpeando a los jóvenes que se manifestaban pacíficamente fuera del Ministerio de Cultura los acusa ahora de sabotear el dialogo.


«Otra vez sabotean el diálogo. El Ministerio de Cultura no aceptará presiones de mercenarios. Los revolucionarios entendemos de razones, no de coacción» dijo en Twitter.

«No permitiremos que empañen el homenaje de la Nación Cubana a José Martí» continuó.

Las imágenes muestran a Alpidio arrebatando el teléfono de unos jóvenes y golpeándolo aprovechándose de la impunidad que disfrutan en la dictadura.