Betsy Díaz, ministra cubana de Comercio Interior (Imagen tomada de periódico 5 de septiembre)

Para Betsy Díaz Velázquez, ministra cubana de Comercio Interior, cuestiones como la escasez de alimentos en la Isla, son normales, pues la funcionaria según recoge el periódico oficialista Granma, aseguró que «el país presenta una situación de total normalidad en lo referente al abastecimiento de la mayoría de los productos esenciales que necesita la población», informa CubaNet.


A su juicio el régimen «ha realizado un gran esfuerzo para garantizar la canasta básica y otros productos también imperiosos para la familia».

De acuerdo a Díaz Velázquez, el sector cuenta con los «aseguramientos necesarios» para con seguridad afirmar «que habrá una estabilidad en los abastecimientos», expresó durante una visita a Villa Clara.

«Aún en estas circunstancias de escasez de combustibles, la dirección del gobierno ha priorizado la adquisición de productos, que hoy se encuentran en los puertos, los almacenes y los frigoríficos», puntualizó.

Sin embargo la titular fue más lejos, alegando que en Cuba «hubo un buen verano, en el que no faltaron mercancías básicas como arroz, frijoles, pollo, aceite y pescado que se incorporó a la oferta, primero a 20 pesos la libra y rebajado ahora a 15, tras escuchar el sentir del pueblo; al igual que la salchicha, controlada inicialmente y después liberada».


Las declaraciones de la ministra para la prensa distan mucho de las que ofrecen los cubanos de a pie, que amanecen en largas colas para llevar a su casa lo indispensable para comer, y también experimentan una severa crisis con el transporte, que se ha agudizado en las últimas semanas.

Díaz Velázquez dijo sobre el déficit de alimentos en «determinados lugares», que en ocasiones «hay productos (…) que a veces se agotan con rapidez y no siempre existe el transporte y el combustible para garantizar su reposición inmediata».

Asimismo celebró que este año, el Gobierno llevó huevos a «zonas suburbanas y rurales, donde no se expendía este alimento».

Aunque el jabón también escasea en Cuba, la ministra afirmó que con el transcurso de los meses llegará «la normalidad», mientras por su parte el designado gobernante Miguel Díaz-Canel opta por decir que la crisis no se debe a un nuevo «Período Especial», sino a una «situación coyuntural», pero insiste en que Cuba no volverá a la «normalidad» a corto plazo.