23435-fotografia-g


El cubano y doble campeón olímpico de lucha grecorromana, Mijaín López, sueña con volver a repetir el título en los Juegos de Río de Janeiro 2016, donde de nuevo será el abanderado de la delegación de la isla.

López, de 1,95 metros de estatura, ha sido cinco veces campeón mundial de la especialidad en la categoría de los 120 kilogramos. Ahora afirma que su meta es conseguir la tercera medalla de oro y enorgullecer a su pueblo.

El deportista recibió la víspera la bandera nacional que portará la delegación caribeña y el documento que lo acredita como miembro del Partido Comunista de Cuba (PCC), de manos del primer vicepresidente Miguel Díaz Canel.

El fornido luchador, nacido en la localidad de Herradura en el extremo occidental de Cuba, en la actualidad forma parte del club alemán ASV Nendingen, oportunidad que aprecia mucho.


Mijaín López stá casado con la ex esgrimista Maylín González, con la que tiene un hijo de seis años, y curiosamente no quiere que incursione en el mundo deportivo.

«¡Que sea médico, maestro, lo que quiera, pero no deportista, porque eso lleva mucho sacrificio!», afirmó el bicampeón olímpico.