En su primer discurso como ilegítimo presidente de Cuba en la Asamblea General de la ONU, Miguel Díaz-Canel habló sobre el gasto de recursos militares, lo que a su juicio conducirán al mundo a una nueva “carrera armamentística”, recursos que más bien se necesitan “para construir un mundo de paz”, a propósito de la cumbre sobre la paz, dedicada a la memoria de Nelson Mandela, recogió Telemundo 51, citando a Efe.

El dictador de turno se acogió a una de las célebres frases del que fuera presidente sudafricano y premio Nobel de la paz para afirmar: “Cuba quiere ser dueña de su destino”.

La declaración de Díaz-Canel llegó después de las recientes afirmaciones del presidente estadounidense Donald Trump, acerca de la idoneidad de incrementar el gasto militar.

“Para lograr un mundo en que impere la paz y las soluciones pacíficas de los conflictos, urge atender estas causas” expresó el mandatario cubano, y recordó “a los millones de excluidos del mundo por un injusto orden económico internacional”, olvidando a los marginados y oprimidos en su propio país, donde las violaciones de los derechos humanos están a la orden del día. ¿Puede hablar Miguel Díaz-Canel de paz, cuando en Cuba, los opositores no tienen voz y son encarcelados injustamente?


El nuevo líder echó mano del viejo argumento del “saqueo de nuestros pueblos”, cuando la familia Castro ha sumido a la Isla en la pobreza durante 60 años, teniendo ellos el país bajo su mando.

No obstante enfatizó que “no puede haber desarrollo sin paz y estabilidad, ni paz y estabilidad sin desarrollo”.

Habló sobre los altos índices de mortalidad infantil que existen alrededor del orbe, el hambre crónica, y la insalubridad, pero nuevamente olvidó mencionar la crisis del sistema de Salud Pública cubano, la escasez de insumos y medicamentos en los hospitales, mientras el Gobierno cubano envía médicos de misión al extranjero, para ingresar dólares, por sólo mencionar algunos de los aspectos de la crisis social en que se encuentra sumida Cuba.

“Cuba se honra en recordar que compartió las luchas de Mandela en primera línea de combate, con los hermanos de Angola y Namibia”, detalló en su discurso, de igual modo recordó “el abrazo del Mandela libre con nuestro líder histórico Fidel Castro en territorio cubano”.

“Fidel Castro lo definió como un hombre absolutamente íntegro, firme, valiente, heroico, sereno, inteligente y capaz”, prosiguió Díaz-Canel, quien añadió que la “inspiración” que le reporta Mandela, a quien llamó “apóstol de la paz”, hace que la Mayor de las Antillas haga suyas sus palabras, citando a Mandela: “Nosotros también queremos ser dueños de nuestro destino”.

Telemundo 51 destaca que Fidel Castro intervino ante la Asamblea de Naciones Unidas en 1960, luego en 1979, 1995 y en el 2000 por última vez. Por su parte Raúl Castro se presentó en el foro en 2015.