Cerca de 350 cubanos que se encuentra varados en México desde el pasado enero, se manifestaron frente al puente fronterizo de la ciudad de Nuevo Laredo para pedirle al presidente Donald Trump que reconsidere la decisión de Estados Unidos, señala EFE.

Durante la pequeña marcha los cubanos llevaron pancartas escritas en inglés y español en las que pedían a Trump que abriera la frontera.

“No estamos aquí para abandonar nuestros sueños”, dijo Rey Sánchez, uno de los migrantes que habló a nombre de “los miles de cubanos que están varados en Colombia, Panamá y México”.

Los migrantes están viviendo en albergues y cuentan con el apoyo de organizaciones civiles y la iglesia católica.