Un grupo de cubanos que aguardan en Islas Caimán por una definición de su status migratorio, trabajan en la remodelación del centro en el que están retenidos, echándoles una mano a las personas que los atraparon.

Sr. Neil Lavis, director de la prisión, afirmó que varios de los cubanos que trabajan en las obras de ampliación, son especialistas en áreas de la construcción como carpintería, albañilería, etc.

El resultado del trabajo que hacen los 84 cubanos que permanecen en la prisión de Islas Caimán, ha dado como resultado la apertura de una segunda sección, que se consideraba inhabitable.

Otro grupo de cubanos, ayudan en otras construcciones como son, la prisión de mujeres de Fairbanks y otros centros de detención juvenil. La Directora Adjunta de Fairbanks, Claira Range, elogió a los cubanos, “… trabajan muy rápido y están dispuestos a ayudar», señaló.


Ephraime Holgate, oficial de la prisión, dijo «Ellos saben algo del oficio hasta cierto punto… una vez que están interesados por la profesión lo cogen todo muy rápidamente”, afirmó. «Nos comunicamos como si fuera una transacción comercial: Les muestro qué hacer y lo hacen «, añadió.