En una Cuba que se cae a pedazos, sin que nada funcione y donde los cubanos cada día sufren más para cubrir necesidades básicas, el designado presidente Díaz-Canel se dedica a hacer el «tonto» simulando que juega a la pelota.

Un video de Canel que se ha hecho viral en redes sociales muestra a el «presidente» jugando a la pelota en un barrio de algún lugar de Cuba rodeado de escoltas y «tracatanes» que lo aplauden cuando lo que tendrían es que reclamarle que se vaya del poder o que al menos haga algo para mejorar la vida de los cubanos.


Mientras Canel le pega a la pelota, en Cuba se incendian termoeléctricas y se quedan sin corriente los cubanos, mientras el mal llamado «presidente» batea los cubanos tienen que hacer largas colas y pagar elevadisimas sumas de dinero para poner un plato de comida en la mesa o para comprar lo mínimo para asearse.

A Canel se le ha visto además de bateando, bailando salsa, tocando la tumbadora y hasta disfrutando de conciertos de reguetoneros y músicos cubanos residentes en Miami pero a los cubanos le sigue pidiendo una y otra vez sacrificios.

¿Hasta cuando aguantará el pueblo de Cuba? está por verse.