El ex asesor de seguridad nacional de Estados Unidos Michael Flynn se declaró culpable el viernes de mentir al FBI sobre contactos con el embajador de Rusia, y los fiscales dijeron que consultó con un alto funcionario del equipo de transición presidencial de Donald Trump antes de hablar con el enviado.

En una comparecencia en un tribunal en el centro de Washington, Flynn se convirtió en el primer miembro de la administración de Trump en declararse culpable de un crimen descubierto por la investigación de un abogado especial sobre los presuntos intentos de Rusia de influir en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016.

Flynn, un ex general del ejército y miembro del equipo de campaña de Trump, admitió como parte de un acuerdo de declaración de culpabilidad que dio declaraciones falsas al FBI sobre sus contactos con el embajador Sergei Kislyak antes de que Trump asumiera el cargo.

ABC News dijo que Flynn, enfrentando hasta cinco años en la cárcel, estaba preparado para testificar que antes de asumir el cargo, Trump le había ordenado ponerse en contacto con los rusos.

Otros medios de prensa no han confirmado aún las informaciones de ABC News que de ser ciertas pondrían al presidente Trump en serios aprietos con la justicia.


ABC News citó a un confidente que dijo que Flynn estaba listo para testificar que Trump lo había dirigido a contactarse con los rusos antes de convertirse en presidente, inicialmente como una forma de trabajar juntos para luchar contra el grupo Estado Islámico en Siria.

Si Flynn testifica que antes de asumir el cargo, Trump lo dirigió a contactar a las autoridades rusas, eso podría no ser necesariamente un crimen.