Con vientos máximos sostenidos de 110 millas por hora, y moviéndose en dirección norte a unas 12 millas por hora, el huracán Michael continúa fortaleciéndose este martes, y está a punto de subir a categoría 3, a medida que se aproxima a las costas de EEUU, informa Telemundo 51.

Michael se ubica de acuerdo al boletín de las 11:00 am del Este del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés), a unas 360 millas al sur de Panama City, Florida.

Los meteorólogos han advertido podría azotar la costa estadounidense del Golfo de México como un peligroso huracán de categoría 3 en los próximos días, por lo que los residentes del noroeste de Florida llenaban el lunes sacos de arena, tapiaban sus ventanas y amarraban sus botes en los muelles como preparativos para la llegada de la poderosa tormenta.

Para zonas de Florida y Alabama han sido emitidos varios avisos de marejada ciclónica, y un aviso de huracán para el área limítrofe entre Alabama y Florida, hasta Suwannee River en Florida.


Al tiempo que una vigilancia de huracán fue emitida para la zona comprendida entre el límite Alabama-Florida y Mississipi-Alabama.

Michael ha sido calificado por el gobernador de la Florida Rick Scott, como un «huracán monstruoso» con vientos, marejadas ciclónicas y fuertes lluvias.

35 condados de Florida desde la región conocida como Panhandle hasta Tampa Bay, han sido declarados en estado de emergencia.

Cientos de miembros de la Guardia Costera han sido activados, y también se han suspendido los peajes para facilitar la evacuación de aquellos que viven cerca de la costa.

Los 2.300 residentes de la pequeña ciudad de Apalachicola, se preparan para el embate, según las palabras del alcalde Van Johnson Jr.

«Estamos observando una tormenta importante con un impacto importante, posiblemente el más grande que he visto en mis 59 años de vida», añadió.

Ayer lunes en la tarde, había largas colas en las gasolineras y en los supermercados, ya que las personas buscan abastecerse ante estos fenómenos climáticos.

Los condados de Wakulla, Bay, y zonas costeras de baja altitud en el Golfo, así como residentes que vivan en casas rodantes en las islas barrera tienen que evacuar obligatoriamente.

Se estima que el huracán podría arrojar hasta un pie de lluvia sobre las comunidades del noroeste de Florida, a medida que avance sobre tierra firme, y en algunas zonas del Estado del Sol podrían tener hasta 12 pies de elevación en el nivel del mar.

(Con información de Telemundo 51)