Michael Cohen saliendo de corte el 12 de diciembre- Captura de pantalla

Michael Cohen, el ex abogado del presidente Donald Trump, ingresa hoy a la prisión federal de Otisville en Nueva York para comenzar su condena de 3 años de privación de libertad por los delitos de fraude fiscal, hacer una declaración falsa a un banco, mentir al Congreso y violaciones de financiamiento de campaña presidencial.


Cohen, de 53 años, deberá ingresar al Centro Correccional Federal de seguridad media de Otisville a unas 70 millas de Manhattan, a la hora establecida de 2pm, compartió el New York Post.

Cohen estaba supuesto a ingresar a prisión el pasado mes de marzo pero sus abogados pidieron al juez un retraso para que se recuperara de una cirugía y dejara sus asuntos en orden.

Sin embargo, Cohen no va a una prisión del montón, esta es una instalación con muchas comodidades y servicios especiales para quienes profesan la religión judía, ya que Otisville tiene un rabino a tiempo completo.

«Va a lo que me gusta denominar ‘el cielo judío'», dijo a Reuters Larry Levine, fundador de Wall Street Prison Consultants, quien cumplió una condena de 10 años por crimen organizado y otros delitos.


El ex abogado se alojará en un alojamiento tipo dormitorio en el campamento, que según los consultores de la prisión se ha convertido en un destino para los reclusos judíos debido también a su proximidad con los enclaves judíos de la Gran Manzana y los judíos ortodoxos del estado.

Además la alimentación o dieta judía la caracteriza y separa de la mayoría. «La disponibilidad de comida kosher es mucho mayor», dijo Michael Frantz, otro ex recluso, al New York Post.

Jack Donson, ex gerente de la prisión que ahora dirige una firma de consultoría de la prisión, dijo que la instalación es «un gran lugar para los tipos judíos de cuello blanco»; comúnmente conocido por su término en inglés «white collar crime».

Una vez, Forbes clasificó a Otisville como una de las «10 prisiones más cómodas de los Estados Unidos», aunque sus ex empleados y presos dicen que no es «Club Fed».

Como es habitual en la instalación a los reos se les asigna un trabajo. Cohen se someterá a exámenes médicos y de salud mental y se le asignará un trabajo, como cortar el césped, vaciar la basura o limpiar la sala de visitas.

En la prisión hay otros reos conocidos por crímenes que ocuparon los titulares en su momento, tales como la estrella de «Jersey Shore» Mike «The Situation» Sorrentino, quien cumple ocho meses por fraude fiscal, y al estafador del Festival Fyre, Billy McFarland, que cumple una condena de seis años.