cubanos-balsero-carta


Un mensaje una botella podría cambiar el destino de los 24 balseros cubanos que se escondieron el faro cerca de los Cayos de la Florida.

Los balseros habían tirado una botella al mar con un mensaje donde se describían maltratos en la embarcación que los traía a Florida, el caso volvió al Tribunal Federal de Miami para evaluar si por esos maltratos podrían quedarse basado en una ley que ofrece garantías a los que son maltratados o abusados en el proceso de obtener algún beneficio migratorio.

“Esto se va a demorar un tiempo”, aseguró el abogado Will Sánchez, y añadió que aunque los balseros sean regresados a Cuba, ellos quieren saber si fueron o no maltratados a bordo del escampavías de la Guardia Costera, en el que permanecen desde el pasado 20 de mayo.