La Patrulla Fronteriza de Estado Unidos (USBP), detuvo siete balseros cubanos (5 hombres y dos mujeres) después de lograr desembarcar en una embarcación de madera nombrada “El Cobo” en los Cayos de Florida.

Walter N. Slosar, jefe de la USBP del sector de Miami, dijo a través de Twitter que respondieron el domingo a un desembarco de migrantes en Pigeon Key, en Marathon, Florida:


“siete migrantes cubanos (cinco hombres y dos mujeres adultos) fueron detenidos, después de llegar a la isla en una embarcación de madera”

El día anterior habían detenido otro grupo de 27 balseros cubanos que tocaron tierra en Key West, al sur de Florida por la misma agencia.

Los 27 inmigrantes quedaron bajo custodia de la USBP tras arribar irregularmente a territorio estadounidense en una embarcación de madera, nombrada «Yolanda», dijo Slosar en Twitter.

También el día viernes de la recién terminada semana, la Guardia Costera de Estados Unidos (USCG) entregó a las autoridades de Bahamas a otros nueve balseros cubanos interceptados el martes en las inmediaciones de Anguilla Cay.

Más de 3,500 cubanos han sido interceptados por la Guardia Costera (USCG), en lo que va del presente año fiscal que inició el 1ro de octubre, siendo la cifra más alta en los últimos cinco años.


Cuarenta y siete balseros cubanos fueron repatriados el jueves, por la USCG, que habían detenido la semana anterior cerca de los cayos de Florida. Los encargados de la repatriación a Cuba fueron la tripulación del guardacostas Charles Sexton.

“Es extremadamente alta la posibilidad de ser detenido por tripulaciones de la Guardia Costera mientras se migre ilegalmente a través del Estrecho de Florida», “nadie debería arriesgar su vida en embarcaciones rústicas inseguras en mares impredecibles», dijo Mark Cobb del séptimo Distrito de la USCG.