Un joven cubano residente en España envió un profundo mensaje a sus coterráneos que aún viven en territorio nacional y que defienden, o de alguna forma justifican y apoyan, al sistema castrista.


El video con el mensaje grabado desde una playa de Cadiz, en la ciudad sureña de la península ibérica, fue publicado y distribuido en la página de facebook Patria Orgullosa.

“Estamos acostumbrados a apoyar y defender al Gobierno usando los mismos argumentos sobre la educación, la salud, el bloqueo imperialista (…) es triste porque luego cuando sales de Cuba te das cuenta que todos esos argumentos son falsos y hay vida más allá de la Revolución”, dijo el joven que no se identificó por su nombre añadiendo que, «Es triste como te engañan a ti cubano dentro de Cuba».

El joven continúa su mensaje contando como su hija de 5 años asiste a una escuela pública, de muy buena calidad, por la cual no tiene que pagar suscripción, opuesto a lo que el régimen puede hacer creer a todos. Aclara sin embargo, que sí abona un pago de 130 euros anuales para cubrir actividades festivas escolares, pero todo organizado por los padres, sin ataduras a comités estudiantiles o partidistas.

El expatriado reconoce haber sido parte del engaño mientras vivió en Cuba, cuando le hacían creer que fuera de la isla todo funcionaba mal o costaba grandes sumas de dinero.


En su relato cuenta como se sorprendió al ver que en España los autos no son viejos, las calles no están sucias, los basureros no se amontonan, los edificios no se están cayendo, y las personas son educadas en su trato.

Recordó cuando llegó al aeropuerto Internacional de Madrid y el miedo que sintió al ver a los oficiales de la policía. Después comprendió que la policía en España, a diferencia de la PNR, está para proteger a sus residentes, y para ayudarles si los necesitan.

“Me hace sentir un poco triste… me hizo ver la magnitud del engaño al que hemos sido sometidos los cubanos”, subraya. “Nos han hecho vivir en una realidad paralela, en una Matrix, y nos han hecho pensar que Cuba es el centro del mundo, que todo gira en torno a Cuba, y que el resto del mundo está equivocado”. 

“Te están engañando, creo que Cuba es lo único que no funciona en el mundo”, añade. 

“Llevas 60 años intentando continuar y no hay nada que continuar”, dice. “Reflexionen si merece la pena seguir pasando hambre, necesidades y trabajo, y que tus hijos pasen hambre, necesidad y trabajo, por apoyar algo que no funciona”.