Mensaje de Pancho Céspedes a los cubanos: «Sal para la calle y reclama tus derechos, no mendigues más»/Imágenes tomadas de redes y archivo

El cantante cubano-mexicano Francisco (Pancho) Céspedes, envió un contundente mensaje a las personas que aún viven en la Isla, bajo dictadura, para que salgan a las calles a conquistar los derechos que les pertenecen, y que por décadas el castrismo les ha negado.

El artista, quien desde hace algunas semanas se ha volcado al activismo desde la Ciudad de México, junto con jóvenes cubanos radicados allí como Anamely Ramos, miembro del Movimiento San Isidro, el periodista José Raúl Gallego, y otros, dijo no entender como algunos desde la Mayor de las Antillas pueden defender el Gobierno fallido de los Castros, y se pregunta qué entienden por «dignidad» como concepto.


¡CON TODO EL DOLOR DE MI ALMA ¡YA ME HARTÉ! NO SÉ CÓMO DEFIENDEN EL FRACASO, NO SÉ QUÉ ENTIENDEN POR DIGNIDAD…ESTO AL…

Publicada por Francisco Céspedes en Sábado, 17 de abril de 2021

A continuación reproducimos de manera íntegra el texto que compartió Céspedes en sus redes ayer en la noche:

¡Con todo el dolor de mi alma¡ Ya me harté, no sé como defienden el fracaso, no sé qué entienden por dignidad…esto al Gobierno de Cuba.

No sé que defienden o callan, qué entienden por dignidad…esto al pueblo de Cuba.


Es más fácil pedir ustedes y nosotros mandarles, pero eso defiende a los que te aplastan, y a ti te hace más indigno.

Medicinas, dinero, comida, productos de primera necesidad y tú ahí volviéndote mi parásito, mientras yo dejo de darle a mis hijos, e invertir en proyectos que han sido sueños realizables de mi vida.

Tú creyéndote merecedor de migajas y aceptando con miedo que ya es cobardía, lo que tus dueños te imponen.

Si quieres vivir, y es mi posición particular como persona, sal para la calle y reclama tus derechos, no mendigues más, ni abrumes a tus familiares ya cansados de responsabilidades impuestas por paternalismo sentimental desde este otro lado.

No te escudes más en el miedo diciendo que desde aquí es «muy fácil». Hay mucha gente allí que perdieron la vida por ti, y muchos se la están jugando actualmente, y aunque no lo te lo creas porque así funciona la mente de un hipnotizado político, aquí también no las estamos jugando pero sin pensar en consecuencias.

Ahora concluyo: ¿ De qué carajo me vale una vida de obediencias? Cuanto esto implica mi esclavitud…o la tuya, y no me vayas a hacer culpable de tus desgracias porque sea tu hermano, tu primo o lo que sea. Tú sabes quienes son los culpables, así que destierra tu cobardía de una vez. Se que el texto es duro, muy duro y doloroso, pero lo peor es que sea tu decisión de profundizar en la inse(c)tidumbre de tu vida con mi complicidad.

PD: Al final se escapó un video pero que al verlo lo dejé porque es un poco triste conseguir tan tarde cosas en la vida. Pero tú paisano cubano a este paso…nunca ni por asomo algo lograrás.

La publicación fue compartida por Ramos y por otros cubanos también cansados de tantos años de opresión y dependencia.