No envían comunicados de prensa, no tienen un departamento de relaciones públicas y sus contactos no se publicitan demasiado por parte del enorme operativo humanitario contra la epidemia de cólera en Haití. Imagen de archivo de un médico cubano mientras examina a niños haitianos enfermos de cólera en el hospital de L'Estere, el 26 de octubre de 2010. REUTERS/Cortesía/MINUSTAH/Archivo


El huracán Matthew, ya desaparecido en el Atlántico, continúa cobrando víctimas en la empobrecida nación de Haití.

El número de fallecidos sería mayor si no fuera por la hermosa labor que allí realizan los médicos cubanos de la Brigada Henry Reeve, que en días recientes han redoblado sus consultas tras la llegada de otro grupo de especialistas de la isla.

El periodista Cuscó Tarradell nos trae un reportaje desde un territorio donde las imágenes lo dicen todo.