Catamarán robado en Florida (Imagen de la Oficina del Sheriff del condado de Monroe)

Aaron Burmeister y Ashley McNeil, la pareja de estadounidenses que robó un catamarán para viajar a la Mayor de las Antillas, han sido sentenciados por un juez federal de la Florida a dos años y medios en prisión, dio a conocer El Nuevo Herald


La Fiscalía había pedido la mitad de la sentencia para los norteamericanos, puesto que ambos pasaron seis meses en una cárcel cubana por el delito, sin embargo las mociones fueron negadas por el juez del Tribunal de Distrito de Estados Unidos, James Lawrence King, quien dictaminó la máxima sentencia.

Luego de cumplir la condena, la pareja por recomendación del propio juez, estará tres años bajo supervisión judicial y deberán completar un programa de abuso de sustancias, informa el diario miamense.

Burmeister y McNeil «fueron detenidos porque habían ingresado a Cuba sin permiso, pero las autoridades cubanas también negociaron para que los acusados fueran devueltos a Estados Unidos para enfrentar esos cargos», explicó el Asistente Auxiliar Especial del Fiscal de Estados Unidos, Philip Jones.

Después de haber estado seis meses en prisión en la Isla comunista, los estadounidenses fueron devueltos a Estados Unidos en septiembre del pasado año.


El 13 de noviembre ambos se declararon culpables de robar la embarcación en Pine Key, en los Cayos de la Florida.

McNeil y Burmeister habían contraído matrimonio y querían pasar su luna de miel en las Bahamas, pero terminaron en Cuba.