Bill Pendergast y su esposa, una pareja de canadienses resultaron ganadores en la Lotería del Atlántico, y ahora pueden pensar en reconstruir sus vidas.

Dos años después de que su casa y todas sus pertenencias fueron destruidas por un incendio forestal, el matrimonio recibió este mes un cheque de un millón de dólares.

En mayo de 2016, el incendio de Fort McMurray engulló su hogar, según informó BBC, alrededor del diez por ciento de las personas de la ciudad de Alberta en Canadá perdieron su casa a causa del fuego.

De acuerdo a BBC, Pendergast fue a ver recientemente a su padre enfermo en Terranova, quien le pidió tomara un refresco en una tienda, Bill aprovechó para comprar un boleto en la gasolinera local, y al día siguiente descubrió que era millonario, rápidamente llamó a su esposa a quien le contó que la fortuna había llegado a su vida, y le pidió tomara un avión a Terranova.


(Con información de Mundo Hispánico)