Alrededor de 112 cubanos entraron ilegalmente a territorio panameño, y ahora se encuentran detenidos en un campamento militar en la selva, Martí Noticias reporta que los antillanos siguen apostando por la difícil y peligrosa travesía a través de Guyana o Ecuador, con la esperanza de arribar a EEUU, pese al cese de la política pies secos/pies mojados en enero del pasado año.

De acuerdo al conteo de los mismos cubanos que llevan varias semanas en el campamento en el Darién panameño, ya suman 150.

Se quejan de las condiciones que son precarias, los colchones sucios, hacinados y sin sábanas, “sin nada” explican.

Han sumado menores a la travesía, y luego de andar más de 100 kilómetros por senderos escabrosos, escarpadas y tupidas montañas, algunos tienen los pies destrozados, además carecen de atención médica y comida.


En sus testimonios detallan que lo intentan aunque pierdan la vida, dado que en Cuba se vive duramente, y la necesidad los obliga a huir.

Hace unos meses un grupo de cubanos se amotinó en un centro de detención para migrantes, posteriormente fueron deportados a Colombia, de donde habían ingresado.

Las autoridades panameñas que Martí Noticias contactó no quisieron hacer declaración alguna sobre la situación de los cubanos.

(Con información de Martí Noticias)