A pocos días de la clausura del X Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba, UPEC, el Ministerio de Educación Superior (MES) ha informado que a partir del próximo curso escolar, para acceder a la carrera de periodismo en la Isla habrá que pasar “un riguroso proceso”.

El director de Ingreso y Ubicación Laboral del MES, René Sánchez declaró que los estudiantes que aspiren a la carrera de periodismo que cumplan los requisitos solo deberán aprobar los exámenes correspondientes, “no llenarán boleta ni competirán por un escalafón”.

Sin embargo, un folleto difundido este año por el mismo Ministerio, deja claro que la “formación como periodista exige una rigurosa preparación desde el punto de vista político, ideológico, cultural y técnico-profesional”.

Además de una capacitación “para el desarrollo de tareas específicas en la organización y movilización de las masas”.


Con estos requerimientos no podrán estudiar periodismo en universidades cubanas aquellos jóvenes que disienten.

El pasado año, la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, expulsó a una estudiante de primer año de la carrera de periodismo, Karla Pérez González, por pertenecer al grupo opositor cubano Somos+ en aquel entonces, y por tener opiniones políticas divergentes.

No obstante otros jóvenes cubanos han sido expulsados de universidades cubanas, o presionados a salirse de sus carreras, por aspectos de este tipo, incluso cuando el derecho a la educación está reconocido por la Constitución actual.

Reporteros afiliados a la UPEC, única organización gremial autorizada en Cuba, analizó la nueva política de comunicación aprobada por el Partido Comunista (PCC), con el fin de “contrarrestar la influencia de medios alternativos”, poco tiempo después llegan las medidas que afectan ahora a la carrera de periodismo.

Raúl Garcés, decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, en referencia a una estrategia que también incluye a los periodistas en formación, explicó: “no escatimemos tiempo para hacer lo que haya que hacer para generar símbolos fuertes, unificadores de la nación, atractivos para las generaciones más jóvenes”.

En las últimas semanas periodistas oficialistas en la Isla han lanzado una ofensiva, criticando a aquellos jóvenes que colaboran con medios independientes.

El gobernante cubano Miguel Díaz-Canel también dijo hace unas semanas que los medios alternativos buscan “fracturar y separar lo que viene de una misma raíz y crece en un mismo tronco” en alusión al PCC y a la prensa oficialista.

(Con información de CubaNet)